Nuestra historia

El problema

Como madre de dos niños de 7 y 11 años, a principios de 2017 estaba cada vez más frustrada con los mensajes de la prensa, diciéndonos constantemente que los niños crecen estresados y que los problemas de salud mental van en aumento. Al mismo tiempo, empecé a observar una vuelta a lo analógico en mi consultoría tecnológica y de productividad: se prefería planificar con lápiz y papel a las aplicaciones móviles, llevar un diario en lugar de tener redes sociales y practicar mindfulness sobre el tiempo que pasamos conectados.

El comienzo de la solución

Muchos de mis clientes, yo misma incluida, empezaban a trabajar en modos de mejorar sus hábitos y su mentalidad para disfrutar de vidas equilibradas y felices, con una mejor salud mental y más bienestar, mindfulness, concentración y productividad. Al mismo tiempo, en casa nos esforzábamos mucho por mejorar nuestra resiliencia digital y reducir el tiempo que pasaba conectada toda la familia. Fui testigo del efecto de llevar un diario, reducir el tiempo frente a las pantallas, practicar la gratitud y el mindfulness sobre mi bienestar y de cómo unos sencillos cambios en nuestros hábitos domésticos suponían una gran diferencia para los niños. Ahora tenemos fines de semana de «desconexión», ponemos en común nuestras «tres mejores cosas» a la hora de cenar y mi hija ha empezado a escribir un diario porque me veía hacerlo todos los días.

Investigando los problemas

Quería un diario sencillo para mis dos hijos, pero no encontraba lo que buscaba, así que me propuse crear algo que incorporase todos esos hábitos que la ciencia ha demostrado que nos ayudan a vivir más felices y fomentan una mentalidad de crecimiento. Así llegamos al verano de 2018, cuando el diario pasa a imprenta tras haber sido probado por decenas de niños de entre 6 y 12 años. He realizado un curso online en la Universidad de California, Berkeley, para profundizar en los artículos publicados que sustentan la ciencia de la felicidad. He observado cómo se introduce el concepto de la mentalidad de crecimiento en los colegios. He hablado con expertos en psicología y educación infantil, así como con numerosos padres y profesores.

El hallazgo de mis propias respuestas

El resultado es un diario muy sencillo que se puede rellenar en unos pocos minutos. Contiene ilustraciones muy bonitas y ofrece mucha variedad para despertar el interés de los niños, mientras les ayuda a desarrollar hábitos importantes que les prepararán para la vida. También he comenzado un podcast, The Curious Parent, para explorar de forma más amplia las habilidades que los niños necesitan hoy en día para desenvolverse en el mundo. Además, en el blog escribo sobre mis propias experiencias y experimentos a la hora de criar a nuestros hijos preparándolos para el mundo. Estas son las respuestas que he encontrado para los problemas a los que se enfrentaban mis hijos, y muchos otros niños como ellos. Estoy segura de que también ayudarán a los tuyos.

Mis hijos han sido fundamentales para ayudar a que el contenido fuese adecuado y me han servido de inspiración durante todo el proceso. Así que espero, de una familia a otra, que este diario ofrezca a tus hijos las bases para una vida feliz y equilibrada.

¿Cuál es tu historia?

Me encantaría saber qué te ha llevado a hacerte con un diario y cómo está siendo la experiencia. Puedes enviarme un correo electrónico a hello@happyselfjournal.com o encontrarme en Instagram y Facebook.